El urdimbre social del process, esta llevando al movimiento libertario en Cataluña a la asfixia

El urdimbre social del process, esta llevando al movimiento libertario en Cataluña a la asfixia (Espanya libre, de Toulouse órgano de la CNT).

Sin memoria histórica el movimiento libertario carece de belleza. Nada mas que desde una colectividad liberada, sin ataduras de nacionalismos se puede participar éticamente del pasado, y llegar a la comprensión de la historia desde lógicas libertarias.

El anti-espanyolisme se basa en la falsa proyección. Esto se explica en que los catalanistas encuentren placer en imitar a quien condenan, no pueden soportar el espanyolisme, y sin embargo lo imitan continuamente. No hay anti-espanyolista que no lleve en lo mas profundo la tendencia de imitar lo espanyol.

Lo que identifica al process, viene dado por los rasgos de adaptación acrítica de la sociedad en Cataluña y el sometimiento a la autoridad nacional-burguesa que lidera el process, que se equilibra con la agresividad autoritaria en forma de intimidación sobre los que son considerados espanyolistas, creando una realidad que solo se entiende en términos de jerarquía. En esta realidad, los individuos se manifiestan desde la tendencia de valorar mas las formas sociales totalitarias del process, que desde su propia subjetividad, adquiriendo por ello una especial facilidad para adoptar, creencias irracionales y supersticiones en un alto grado destructor del pensamiento libre, y somete al pensamiento único, sustentado por el dogma de la patria catalana y el cinismo de los próceres.

Si estudiamos a los máximos responsables políticos del process, desde un punto de vista psicológico, descubrimos como se gesta su personalidad.

La oposición del conocimiento de las causas, a la violencia intimidatoria del process, nos inmuniza del dogma de la patria catalana. La educación en Cataluña, proporciona conocimientos sobre la cultura del modo mas nacionalista y burgués, relegando y menospreciando la cultura libertaria, fomentando un sentimiento de superioridad que conduce finalmente a tolerar la violencia intimidatoria con la excusa del espanyolisme.

Lo que importa en el process, son las leyes promulgadas por el goverm y votadas en el parlament nacionalista y burgués, donde queda en evidencia su pusilánime horror por la anarquía, que no es menor que su repugnancia como parlament catalanista ante todo tutelaje espanyolista.

La violencia intimidatoria del process, ejercida sobre el movimiento libertario, tiene como objetivo final la eliminación de su existencia, y es desde la aniquilación de la memoria histórica, como pretende borrar el hecho anarquista en Cataluña, y de esa forma hacer que los anarquistas se olviden de si mismos.

En este process, donde los burgueses pujolistas, los fascistas de estat catala y las comunistas de la cup, se alían en una finalidad común, lograr que los anarquistas entren en ruptura con su pasado cercano, con sus historias personales y que caigan en el olvido de sus valores y principios para así quebrarlos, rompiendo la continuidad del movimiento libertario y que pierdan su individualidad.

La memoria historica del movimiento libertario es, el antídoto al totalitarismo intimidante del process, y en ese sentido la memoria de los anarquistas, se convierte en justicia, que les devuelve su conciencia libertaria y de esa forma reconstruir su individualidad. Desde posiciones anarquistas, hay que fomentar con el ejemplo a que la gente critique sin miedo y sin miramientos la propaganda del process catalanista, denunciando precisamente para desenmascararlo y de paso para que caigan las mascaras de esos políticos profesionales que se las dan de “libertarios”, mientras en el parlament votan presupuestos, para fortalecer el capital privado, la enseñanza del opus y la educación nacionalista y burguesa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *