“Autodeterminacion”. Solidaridad catalana(anarcoindependentismo), versus solidaridad obrera(anarcosindicalismo) per memoria libertaria 06 feb 2017

La Barcelona de principios del siglo XX, vio nacer a solidaridad catalana y en oposición a ella a solidaridad obrera, hecho que ahora el revisionismo de
l anarco-independentismo trata de hacer creer que no ocurrió. La finalidad del anarco-independentismo es romper la solidaridad entre oprimidos, y de ahí, que el papel del anarcosindicalismo consiste existencialmente en evitarlo y la mejor manera que tiene de hacerlo es explicando la añagaza del patriotismo, el chauvinismo inherente en el sistema de naciones, la duplicidad que lleva implícito el otorgar favores a un grupo explotado sobre otro.
El alcance territorial de la auto-determinación, ligado a cualquier discurso nacionalista, lo vacía de su contenido, en sentido de que tal discurso político, niega al individuo el pleno derecho de decisión. A pesar de ser tan obvio, el anarco-independentismo utiliza el concepto de auto-determinación y se sirve para ello del discurso nacionalista.

La autodeterminación en lógica anarquista, no se recoge en ningún texto institucional, ni en ningún proceso constituyente del mundo. Esto es evidente, ya que es una antagónica confrontación, con la esencia misma de la institución estatal. Señalando esta observación, queda desenmascaro el revisionismo del anarco-independentismo. Pues no se puede defender los principios anarquistas mas prioritarios y al tiempo promover una actuación de participación institucional.

La autodeterminación no puede concebirse sin la condición de libre pensamiento del individuo. La palabra determinación, al preceder del prefijo “auto” concede un significado indiscutible de individualidad de dicho concepto. No puede entenderse la autodeterminación de un colectivo sin que cada uno de los individuos que lo componen gocen de la misma condición.
La autodeterminación como concepto en lógica anarquista, garantiza la libertad del individuo. Estos son los fundamentos básicos que prioritariamente constituyen los aspectos necesarios a un proyecto de carácter libertario, en el que si hubiera que conferir una centralidad no puede ser otra que la autodeterminación del individuo.
En definitiva apoyar al anarco-independentismo, es instaurar el revisionismo para la reproducción de la división de “dominantes-dominados”. El rechazo a la institución estatal, viene dado por usar la inteligencia, pues ninguna revolución, reforma, proceso constituyente, autodeterminación nacionalista, va a dotar a la gente precaria de herramientas emancipadoras. Todo lo contrario, se refuerza al estado, o se crea uno de nuevo, la emancipación de la gente queda constreñida, el poder continua en el gobierno y en su burocracia jerarquizada.

Que no haya confusión, el anarco-independentismo y sus aliados, esos “libertarios” ahora políticos profesionalizados, que ahora armados por estructuras de estado, tienen todo el tiempo, para maquinar, conspirar, enredar, maniobrar, establecer contactos y pactos con la mas rancia,reaccionaria y corrupta política patriotera, conceder favores, poner a unos y quitar a otros, y así llevar adelante el espúreo discurso político-nacionalista de autodeterminación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *