Coordinadoras de ramos temporales SOV de la CNT – AIT de Huelva

Desde el SOV de CNT – AIT de Huelva vemos propicio lanzar unas estructuras de acción y lucha que den amparo a actividades anarcosindicalistas en consonancia con la realidad socio-laboral actual.

Vemos que las estrategias harto analizadas y utilizadas por la CNT – AIT para asentar un sindicalismo anarquista en la sociedad no dan los frutos esperados. Entendemos que esto es debido al continuo viraje hacia los legalismos burgueses cuya única finalidad es adecuar las acciones del anarcosindicalismo a una supuesta estabilidad que otorga la LOLIS (Ley Orgánica de Libertad Sindical), como si las leyes sindicales fueran el fruto de las mejoras conseguidas en la lucha.

Nosotros afirmamos que estas leyes no son más que el preámbulo del control de nuestras actividades, en donde el simple hecho de legalizar cualquier movimiento contribuimos a entregar a manos del estado y el capital a los compañeros, que con sus esfuerzos se ven perseguidos y represaliados. Entonces cualquier mejora inmediata no redundara en acciones futuras emancipadoras y revolucionarias.

 

Con esta afirmación que hacemos, no tratamos de jugar a ser revolucionario negando el legalismo sindical en sí mismo, se trataría pues de crear “islas” temporales que escapen del control de estas leyes que pensamos no dan ningún tipo de ventaja y en el caso que diera alguna, afirmamos que nos condenaría a estar regulados, controlados y en definitiva a seguir los cauces que como objetivo tienen estas leyes, favoreciendo la represión a los elementos visibles de nuestro movimiento.

Tampoco se trata de vivir en la total clandestinidad, necesitamos una parte orgánica que dé la cara legalmente pero solo cuando lo creamos necesario, queremos en definitiva golpear sin ser golpeados.

¿Por qué decimos esto?

Generalmente, la primera acción como táctica que se realiza cuando se acerca un trabajador al sindicato es la creación de una sección sindical para buscar lo que es el “blindaje” del delegado de acción sindical y poner las relativas denuncias que correspondan. Todo ello enfocado al despido que casi con toda seguridad se verá envuelto el trabajador y para poder demostrar en el posterior juicio una vulneración a la libertad sindical y con ello orientar al juez a que declare el despido nulo, ya que con ello se conseguirá la readmisión del trabajador.

Esto es la teoría pero sinceramente, ¿cuántos delegados de secciones sindicales han conseguido el despido nulo? Aún sin mirar datos estadísticos, no hay que ser muy despiertos para saber que son poquísimos. Y no sólo es la consecución de la nulidad en un juicio, sino que debemos hacernos otra pregunta, ¿cuántas secciones sindicales consiguen mantenerse en el tiempo sin perecer ante las diferentes tácticas de represión de la patronal? pues resulta que tampoco tenemos datos estadísticos Simplemente hay que echar una mirada al anarcosindicalismo español para chocarnos de bruces con la realidad de sus secciones sindicales, las cuales con el tiempo  no sólo es que no crezcan y se extiendan, sino que tienden a desaparecer.

Como conclusión que hemos sacado desde nuestra experiencia es que no nos hacen ningún tipo de favor este tipo de tácticas ni al corto plazo, y de las que sobreviven al corto plazo tampoco les sirve al medio y largo plazo.

Las consecuencias de los compañeros que se atreven a luchar de esta manera son muchas y bastantes dramáticas. Generalmente se enfrentan a situaciones de bullyn, le hacen el vacío por considerarlo desleal a la empresa, ataca la autoestima del trabajador con informes negativos, la presentación del despido,  pronto son metidos en listas negras patronales con lo cual tras la pérdida del empleo difícilmente volverán a encontrar otro trabajo con las consecuencias que ello conlleva.

¿Cuál es nuestra ayuda a estos compañeros y sus familias? Creemos que no hace falta contestar a esto. Muchos son los que dirigen a los compañeros trabajadores hacia esta ratonera sin salida dentro de cnt y sin embargo ellos nunca actúan de este modo en sus respectivos puestos de trabajos, miren ustedes en vuestros sindicatos y verán a este tipo de personas.

Lo que realmente necesitamos es una red solidaria de empleo en donde podamos ayudar a compañeros represaliados a encontrar un trabajo y esto deberíamos hacerlo mucho antes de lanzarlos a la odisea de la lucha sindical legalista.

Esta sería otra función de las coordinadoras de ramo temporales a parte de las luchas sindicales.

Desde las Coordinadoras de Ramo Temporales todo esto se tendrá en cuenta y nos atendremos a la máxima de golpear sin ser golpeados, denuncia pública y en su caso legal desde el núcleo del sindicato, desaparecer y volver a aparecer cuando lo creamos necesario.

El boicot y el sabotaje desde las coordinadoras de ramo serán lenguaje vivo, real y directo, como nuestra acción.  Sólo se propondrá la huelga cuando el número y apoyo solidario desde dentro y fuera sea concluyente y para el éxito.

Trabajo solidario en el grupo, complicidad en lo oculto, búsqueda de trabajo a compañeros y unión de acción entre las diferentes redes.

Se acabó el ser golpeado continuamente, ahora es nuestro turno.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *